domingo, 24 de julio de 2011

DESARROLLO ECONÓMICO Y EDUCACIÓN EN EL PERÚ DE HOY

Por Carlos Villacorta Valles
Desarrollo económico y educación en el Perú de hoy
Al terminar la presente década y los 5 años de gobierno aprista más proempresarial y proimperialista de la historia del Perú, los medios de comunicación junto al gobierno de turno nos  venden la monserga que “El Perú se está desarrollado económicamente en forma gigantesca”  y “estamos saliendo de la pobreza”. Alan García en concordancia con su egocentrismo fantasioso señaló  que “estamos entrando al primer mundo”, ¿no será que él es el primer fanfarrón del mundo? Sin lugar a dudas.
¿Qué es lo que realmente está sucediendo?
Pasa que no nos hablan con claridad, los que agigantan sus riquezas son los monopolios y empresas, no el Perú. Lo que propiamente se debe decir es, se desarrollan económicamente las empresas privadas y dejar la falacia que “El Perú se desarrolla”, porque crecen las empresas y se empobrecen los pueblos y no es Perogrullo, es realidad, todos lo vemos y lo dicen también todos, que la desigualdad se agiganta en una economía de mercado o economía liberal como la que se implementa en el Perú.
A este “desarrollo económico peruano” si lo catalogamos correctamente como desarrollo económico empresarial privado, nos vamos a dar cuenta que no fue acompañado con cambios en la política educativa pública, y no tenía por qué haberlo sido, porque ello no es interés de las empresas privadas, sólo les interesa sus propias empresas educativas privadas, los ART. 13 y 17 de la Constitución Política del Perú les da esa facultad. Es más, las desigualdades educativas expresadas entre públicas y privadas, las diferencias de calidad y logros de aprendizaje, más su centralización en capitales urbanas son totalmente evidentes. La expansión de la educación privada y su centralización, da como resultado el deterioro y estancamiento de la educación pública, tal como lo estamos observando en la práctica en Lima metropolitana por ejemplo. Lo dice el Ministerio de Educación:
 Ahí están las cifras del Ministerio de Educación, que, la matrícula en EBR -Educación Básica Regular- (inicial primaria y secundaria) de 1998 a 2009 se incrementó más del 10.3% en la privada, y se redujo en 9.7% en el sector público. A esto contribuyeron también las campañas de desprestigio y calumnias contra los maestros del Estado, para justificar a las privadas.
Las empresas privadas monopólicas nacionales y extranjeras que explotan las riquezas de nuestro país, han crecido tanto que han empezado a exportar, sin darle ninguna importancia a la gigantesca pobreza que crece aún más en nuestro país: Top Publications, acaba de publicar la edición 2011 de Perú: the top 10,000 companies, el exhaustivo estudio de las 10 mil empresas más grandes del Perú, que incluye un ranking de los 48 mayores grupos económicos, siendo el más expoliador el Grupo Romero, con S/. 16 mil millones de ingresos en el 2009. Aparecen también  Los Añaños, Brescia, Gloria, el Grupo Hochschild, Interbank, Buenaventura y otros que, tras cubrir con apoyo del gobierno aprista todo el país, se lanzaron al mundo.
De los 10 mayores grupos económicos que se llevan nuestras riquezas en el país, cinco son extranjeros: Repsol, Telefónica, Southern, Xstrata y BBVA.  Y, en una década en la que nos dicen engañosamente que “nuestra economía creció como nunca antes”, sencillamente son ellos que crecieron y se hicieron fuertes a costa de los bajos impuestos que pagan y cuando pueden evadirlos mejor, y a costa de los salarios más bajos de América Latina que pagan: S/.600 nuevos soles.
El INEI, dice que este desarrollo permitió reducir la pobreza, informó que en 2010 la pobreza monetaria en el Perú se redujo en 3.5 puntos porcentuales al pasar de 34.8% (en el 2009) a 31.3% el año 2010, logrando un resultado de 900 mil peruanos fuera de la pobreza. Ahora bien, para justificar que hay menos pobres en el Perú, El INEI y ENAHO a través de su última Encuesta Nacional de Hogares que muestran, se considera que, en promedio para todo el Perú, una persona es pobre si gana menos de S/.257 mensuales. Y son considerados pobres extremos los que ganan menos de S/.144 mensuales. ¿Increíble no es cierto? Se contradicen con sus propios datos sobre Canasta Básica Familiar  cuando señalan que tiene un costo actual de S/.1350 mensual. No pueden esconder que para sólo comida y vivienda, una familia necesita ganar S/.1350. Con el salario mínimo no llega ni a la mitad y ¿Cómo se educa esta familia? Ipsos-Apoyo, señala que un hogar del sector E de Lima gana S/. 730 al mes trabajando dos personas. Pero según la nueva ley sobre pobreza, irónicamente, por no decir estupidez, estas familias no son pobres.

En el Perú, como podemos comprobar, la educación pública y el desarrollo económico empresarial están totalmente divorciados, no es indudablemente una grave pérdida de perspectiva esta situación, sencillamente no les interesa la educación pública en el Perú, salvo el SUTEP y sus maestros críticos a quienes quieren destruir.

También podemos comprobar que, las sociedades en desarrollo industrial con autonomía son las que perciben esa importante conexión entre la educación, el estado de la economía y la estructura social. El Perú nada de ello tiene, porque su desarrollo no es industrial y menos autónomo, sino de las grandes empresas y no del pueblo peruano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada